Empresa

Como otros inmigrantes que llegaron a Brasil buscando el sueño de libertad, prosperidad y paz, Santo Piccin dedicó su disposición, tiempo y esfuerzo al trabajo en el campo.

A medida que tenía éxito con las cosechas, Santo Piccin también vio crecer los desafíos. El trabajo diario en el campo le exigía utilizar implementos agrícolas, cuya compra estaba fuera de sus posibilidades.

Utilizando las pocas herramientas que tenía, pero valiéndose de su fuerza de voluntad, experiencia e invención, Santo decide montar una pequeña oficina dentro de su propiedad para fabricar los equipos que necesitaba.

La primera creación que salió de sus manos fue una "rejilla de discos", accionada por aquel entonces por tracción animal, pieza que contó con la ayuda de sus hijos en la concepción y producción.

A partir de esta primera rejilla, empezaron a ser producidos otros implementos, aunque de forma artesanal. La calidad con la que eran producidos y su gran utilidad en el campo, hizo que los agricultores vecinos de los "Piccin" empezaran a pedir para que la familia produjera en cantidad suficiente para que también pudieran beneficiarse del uso de los implementos.

De esta forma, en Noviembre de 1963 surge la empresa "Irmãos Piccin". Además de atender a los propietarios rurales de la región, los "Piccin" producían un lote grande de rejillas, las ponían en un camión y salían a la carretera para venderlas. Este fue el inicio de una gran historia de éxito cuya evolución es constante.

Actualmente, Piccin posee una línea completa de implementos para preparar el suelo, y es la empresa n°1 en este segmento, garantizando la calidad y la seguridad que el agricultor necesita.